El Manejo Integrado del Coquito en Cultivos Intensivos

Coquillo, coquito o chufa son algunos de los nombres más comunes que recibe la maleza perteneciente a las especies Cyperus esculentus L. y Cyperus rotundus L.; destaca por ser una maleza cosmopolita, es decir, se encuentra en todos los campos agrícolas del mundo y es considerada una de las arvenses de mayor importancia económica en los cultivos a nivel mundial. Las dos especies se distinguen entre ellas por el color de sus inflorescencias, donde la primera especie es amarilla mientras que la segunda tiende a un color café rojizo. El coquillo es una arvense perenne monocotiledónea que puede vivir varios años rebrotando desde estructuras vegetativas como rizomas y tubérculos.

Principales características del coquillo

El coquillo es una planta perenne con alturas que van de 10 a 50 cm. Los tallos son triangulares, las hojas en tríos sin lígulas y las flores en espiguillas con una sola bráctea. Es una arvense con alta capacidad de propagación al reproducirse por semilla, rizomas y tubérculos. Tiene un rápido crecimiento vegetativo y es capaz de producir sustancias alelopáticas. Tiene amplia dispersión y es posible encontrarla en diferentes cultivos intensivos, además de orillas de caminos, ríos y predios en descanso.

Daños causados por el coquillo o coquito

Competencia. Es el principal daño que ocasiona el coquillo, pues compite con las plantas cultivadas por agua, nutrientes, luz y espacio (Figura 2). Altas poblaciones de esta maleza pueden disminuir el rendimiento de los cultivos entre un 20 a 60 %, aunque algunos autores reportan hasta un 85 % de mermas en los rendimientos dependiendo del tipo de cultivo, época de siembra y densidad de población.

Producción de sustancias alelopáticas. Los tubérculos del coquillo producen sustancias alelopáticas que son capaces de inhibir la germinación, dificultan o impiden el crecimiento normal de los cultivos.

Hospederos de insectos y patógenos. El coquillo puede ocasionar daños indirectos a los cultivos, ya que constituye un reservorio alternante de plagas y enfermedades. Es hospedero de hongos como Fusarium sp., Puccinia sp., además de nematodos como Meloidogyne sp.

Programa de manejo integrado del coquillo

La forma más adecuada de controlar las malezas consiste en establecer programas de manejo integrado basados en las siguientes herramientas: identificación correcta de la maleza (en este caso el coquillo), conocimiento del historial del sistema de producción (problemas de malezas, sistemas de labranza, rotación de cultivos, uso de herbicidas y otros), monitoreo continuo de los predios y áreas aledañas, estrategias de control basadas en las poblaciones y diversidad de malezas mediante una combinación de técnicas, uso adecuado de herbicidas, monitoreo y evaluación de la eficiencia de las decisiones de manejo. El manejo integrado del coquillo incluye los siguientes controles:

Control cultural. Basado en prevenir la aparición de la maleza en los predios mediante acciones preventivas como: uso de semillas y plántulas certificadas, selección adecuada la fecha de siembra y la densidad de plantación (el coquillo es especialmente sensible a la sombra), fertilización óptima localizada, rotación de cultivos, uso de coberteras y acolchados.

Control físico. Consiste en un control oportuno de malezas mediante las escardas. Generalmente se usan arados de discos o vertederas implementados a un tractor, donde el objetivo es sacar y exponer los rizomas o tubérculos a la intemperie para su deshidratación con las altas temperaturas. También se realiza de manera mecánico con el uso de un azadón, sin embargo, en grandes superficies es complicado por el tiempo que lleva y la cantidad de mano de obra que demanda.

Control químico. Es el más utilizado y consiste en la aplicación de herbicidas considerando la efectividad, residualidad y selectividad de este. Es importante considerar que el coquillo o coquito es una de las arvenses más resistentes a herbicidas. Se recomienda el uso de herbicidas pre-emergentes que se aplican al suelo antes o después de la siembra o trasplante pero antes de que germinen las malezas, sin embargo, debe ser aplicado en todo el lote y requiere de buena humedad en el suelo para activarse. Los herbicidas post-emergentes se deben aplicar antes de que el coquillo tenga más de 10 cm y requieren un periodo sin lluvia después de aplicados; la selectividad depende del herbicida y el cultivo.

FUENTE: https://www.intagri.com/articulos/fitosanidad/el-manejo-integrado-de-coquillo-en-cultivos-intensivos

 

234

You may also like