Fisiopatías en el cultivo de los Cítricos. Parte 2

BUFADO DEL FRUTO

El bufado de los cítricos ocurre al separarse la cascara y la pulpa o gajos de la fruta Madura, aunque también el albedo (parte interior de la cascara de color blanco) se puede poner esponjoso y con grietas, además, el eje central se desintegra. Esta alteración provoca que la fruta sea poco consistente parta las operaciones de postcosecha, perdiendo calidad comercial. El consumidor considera que estos frutos, al sentirse blandos al tacto, están sobremaduros y los rechazan.

 

CAUSAS

Esta  fisiopatía ocurre principalmente cuando se dejan los frutos en el árbol después de que han madurado, ya que comienza una perdida progresiva del zumo hacienda que la pulpa se contraiga.

También puede ocurrir por un recrecimiento de la cascara cuando los gajos han alcanzado su crecimiento máximo. La humedad asociada a las altas temperaturas, sobre todo cuando existió un periodo seco previo, favorece le bufado de los frutos debido a que continua el crecimiento de la corteza. La aplicación excesiva de nitrógeno y la carencia de fósforo favorecen la aparición de este desorden en los frutos.

 

MANEJO

Aplicaciones de ácido giberelico (10 a 20 mg/L) cuando esta por cambiar el color de la cascara ayuda a reducir el bufado hasta en mas de un 80%.

 

Recomendado: https://www.intagri.com/articulos/frutales-tropicales/fisiopatias-en-el-cultivo-de-citricos#sthash.8ZbBOYvt.xnlMign8.dpbs

 

1995

You may also like